Fecha: 16 / 07 / 2024
Hora: 01:29 PM

La Editorial de la Casa / La Guardia … ¿Frankenstein? de Obrador

Por: Río19 / Redacción el 01/05/19
La-Editorial-de-la-Casa-guardia.jpg

La Guardia Nacional, se perfila para convertirse en el Frankenstein del sexenio, debido a la forma sui generis como se ha concebido como un híbrido de seguridad muy peligroso que presume su carácter civil, pero su operación recae en el ámbito militar.

Esta corporación, producto de la propuesta toral del Presidente, Andrés Manuel López Obrador para combatir la inseguridad, nace con muchas contradicciones y sobre todo, con parches que a la postre pone en duda su eficacia -aún antes de operar al 100- porque es producto de una estrategia política, y no de una solución a la crisis de inseguridad que vive el país.

Su improvisada concepción, con una fuerza intermedia entre policías, elementos del ejército, marina y Policía Federal. No es lo más recomendable por expertos.

Lo peor es que con la finalidad de hacer ver a la Guardia Nacional como el paradigma, -la idea genial -contra la delincuencia, el Presidente ha descalificado el trabajo realizado por la Policía Federal y del mismo Ejército, que en los últimos doce años, han sido protagónicos en mantener a raya a grupos delincuenciales y sobre todo como referentes de seguridad en varias poblaciones donde el hampa hacía y deshacía.

En el proceso de ‘construir’ a la Guardia Nacional, se contemplan reglamentos que deben contemplar, la Ley Orgánica de la Guardia Nacional, la ley de uso legítimo de la Fuerza y la Ley de Registro de detenciones que deben quedar listas a más tardar en Mayo.

Con ello, se debe contemplar estructura, operación, condiciones para reclutar personal, y como ahora a Marinos y Ejército harán funciones de seguridad al incorporarse a la Guardia, tendrán que someterse a exámenes de confianza.

Dónde habrá problemas es en definir el uso adecuado de la fuerza, toda vez que en México, no hay referencia sobre este tema y por ello las corporaciones e instituciones encargadas de la seguridad operan a su libre albedrío.

Otra reglamentación que jamás se ha cumplido, y por ende existen varias recomendaciones de Derechos Humanos contra policías, es por no contar con registro de detenciones.

Tanto que se achaca a las policías muchas desapariciones en todo el país.

Aunque la puja está por definir la reglamentación de la Guardia Nacional, el sentir de la ciudadanía escéptico, sólo con recordar que el pasado sexenio se creó la Gendarmería como una solución al problema de la inseguridad, que de nada sirvió.

Tampoco ha funcionado el reforzar a la Policía Federal que ahora AMLO descalifica y ha propuesto desaparecer.

Con esos antecedentes y sobre todo, por el origen.

El problema en el combate a la inseguridad es la confianza, y a la fecha ninguna policía se la ha ganado.

Sólo el Ejército y la Marina, han logrado el reconocimiento a su trabajo y de los mismos delincuentes que ya no los quieren en las calles.

Por ello, la Guardia Nacional tiene un símil con Frankenstein- que era un monstruo, sin identidad humana- . Es una corporación creada por López Obrador con elementos de diferentes corporaciones. Un experimento, que no resolverá de fondo el problema de la inseguridad, mientras que la delincuencia sigue ganando terreno tanto, que en el primer trimestre de éste año, se registra un alza del 9.7% en homicidios en México, comparado con los tres primeros meses del año pasado.

AGENCIA DE NOTICIAS Y DIVULGACIÓN DE INFORMACIÓN MULTIMEDIA RÍO19
scroll to top