Fecha: 21 / 10 / 2020
Hora: 05:28 AM

La Editorial de la Casa / Preocupa el 2021 a Obrador

Por: Río19 / Redacción el 25/11/19
La-Editorial-de-la-Casa-2021-a-obrador.jpg

Sin el menor rubor, el Presidente Andrés Manuel López Obrador, está operando y destinando recursos federales, sin importar su trillada austeridad, para consolidar su estrategia electorera para el 2021.

La elección de junio 6 de junio de ese año, es crucial, para la sobrevivencia de su partido y de su proyecto a largo plazo.

Principalmente porque se jugará la mayoría en el Congreso federal, 13 gubernaturas , pero sobre todo; el presidente se someterá a la revocación de mandato.
Por ello, se encaprichó y consiguió apoyado en sus lacayos, los diputados de Morena, un presupuesto millonario y a modo, sin importar sacrificar rubros como seguridad, educación y al campo, para tener recursos para amarrar votos cautivos a través de sus programas sociales.

Curiosamente es la misma estrategia que usaron sus ‘adversarios’ PRI y PAN para ganar en elecciones pasadas.

Pero la diferencia es que Obrador, lo hace con toda la desfachatez de un gobernante tramposo que se dice honesto.

Sobre todo ahora que, que está desesperado porque cómo nunca antes-según encuestas- ha caído 10 puntos en la aceptación ciudadana.

Pero lo peor, es que el apoyo que de forma inédita logró en estados del Norte, cómo Sinaloa y las dos Baja californias, – donde consiguió la mayor votación en la elección presidencial-se está desplomando, cómo también ocurre en Coahuila, Nuevo León y principalmente en Tamaulipas.

Por ello su ofensiva, no es solo amarrar con dádivas los votos que requiere para librar la revocación de mandato y sacar una Cámara a Modo en 2021 y ganar en la mayoría de las 13 gubernaturas. También quiere coptar al INE, al que le mandó quitar presupuesto y busca maniobrar para poner un presidente del instituto a modo que no eche por tierra su ambición personal de consolidarse en el poder y amarrar a Morena como partido gobernante.

Pero la empresa no parece fácil, porque el fenómeno de redes que ayudó a conducirlo al poder; ahora está operando en su contra. Tanto, que además de la bien ganada malquerencia en medios masivos por sus constantes confrontaciones. En redes, están pasando del elogio, a la critica, al ataque visceral que le están quitando simpatías entre los ciudadanos.

Esta mala imagen la está esculpiendo a pulso el mismo López Obrador, a base de errores y falsedades, por lo que se ha hecho una imagen de un presidente miedoso y mentiroso.

Lo preocupante para él y sus cercanos es que apenas va por un año en la Presidencia y se ha desgastado mucho en tan poco tiempo.

Por algo un connotado líder auténtico de la izquierda, alguna vez lo describió así : López Obrador, es tan listo, cómo soberbio. Es tan buen rival político de otros, pero es el más devastador rival de si mismo.

Es un político que sus adversarios pueden ver grande, pero que de cerca es muy chiquito, por ello, le quedó grande la presidencia y la gente, ya lo está midiendo.

AGENCIA DE NOTICIAS Y DIVULGACIÓN DE INFORMACIÓN MULTIMEDIA RIO19
scroll to top