Fecha: 30 / 11 / 2020
Hora: 07:15 AM

Impacto económico del COVID-19; la liquidez de las empresas, lo urgente

Por: (Agencias) el 20/03/20
coronavirus-16.jpg

Ciudad de México.- Garantizar la liquidez de las empresas mexicanas, en esta época en que la pandemia del coronavirus está paralizando la actividad económica, es de las principales tareas que el gobierno debe emprender en su plan de reactivación, y con ello se pueden preservar millones de empleos en el país.

El Consejo Coordinador Empresarial (CCE), a cargo de Carlos Salazar Lomelín, propuso diez puntos para la reactivación económica para superar las afectaciones en la economía que dejará el coronavirus, entre los que destaca los aspectos en los que las empresas puedan garantizar tener liquidez para pagar salarios y demás erogaciones.

Así, destacan propuestas como establecer la deducción inmediata de las inversiones que las empresas realicen sin limitación geográfica; apresurar las devoluciones pendientes de IVA a las empresas y restaurar la compensación universal; y activar programas especiales de garantías para fortalecer algunos de los sectores más afectados a través de la de la Banca de Desarrollo.

Con ello, las empresas podrán contar con dinero para continuar su operación en plena parálisis económica. “Las empresas necesitan más la liquidez que el gobierno, en este momento”, estableció el CCE.

Otra de las acciones propuestas es preservar el empleo, en el cual, cuando sea inevitable el recorte de puestos de trabajo, el gobierno pueda otorgar apoyos a las empresas para que a estos trabajadores puedan recibir, al menos, un salario de subsistencia.

OTRAS ACCIONES
En nuestras propuestas se incluyen un amplio número de acciones económicas, fiscales y administrativas que nos permitan fortalecer nuestra economía para sobrellevar la etapa de crisis”, dijo el organismo en un comunicado.

El CCE afirmó que para asegurar la liquidez en el mercado financiero, una prioridad es que la intermediación financiera sea fluida en el corto plazo.

Abundó que el gobierno debe abandonar el objetivo de lograr el 1% del PIB de superávit primario, para que los recursos liberados sean utilizados para los apoyos a la reactivación de la economía y si es necesario, tomar deuda de una forma responsable.

Asimismo, consideró necesario fortalecer el Acuerdo de Inversión en Infraestructura entre el sector privado y el gobierno y anunciar de inmediato el plan de inversiones del sector privado en el sector energético.

En la política energética, el organismo empresarial se pronunció por respetar de forma irrestricta el Estado de Derecho, evitando las amenazas de cambios a las normas ya en operación para empresas que invirtieron en el sector eléctrico, y cambios inaceptables como consultas populares para inversiones que ya están hechas.

Es urgente acelerar los pagos pendientes a proveedores de CFE y Pemex, así como el pago de pasivos a proveedores por productos y servicios ya entregados en cualquiera de los tres niveles de gobierno, federal, estatal o municipal”, señaló el CCE como otra de sus propuestas.

También llamó a conformar un equipo con representación tripartita del sector privado, trabajadores y el gobierno para analizar el impacto económico, y determinar acciones a seguir.

IMPLICACIONES
Con todas estas medidas, tanto las de corto plazo como las de mayor profundidad- ayudarán a contener los efectos económicos de la pandemia que enfrentamos y contribuirán a conservar el empleo y a dar liquidez a personas y empresas, para crear las condiciones de recuperación del crecimiento económico”, argumentó el organismo empresarial.

La víspera el Instituto Mexicano de Contadores Públicos (IMCP) también propuso acciones concretas al gobierno, donde coincide en incrementar el gasto a la inversión y apoyo de la banca de desarrollo.

AGENCIA DE NOTICIAS Y DIVULGACIÓN DE INFORMACIÓN MULTIMEDIA RIO19
scroll to top