Fecha: 23 / 11 / 2020
Hora: 09:58 AM

La Editorial de la Casa / Alianza contra López

Por: Río19 / Redacción el 02/11/20
La-Editorial-de-la-Casa-ACL.jpg

La asonada de los gobernadores federalistas que ha tratado de ningunear el Presidente, está cobrando cada vez más notoriedad y sin duda se está convirtiendo en una tremenda ‘piedra en el zapato’ de Obrador, quién ha intentado minimizar a este grupo opositor, cómo lo ha hecho con muchos otros sectores que cuestionan su gobierno por errático, improvisado y timorato.

La presión de los diez mandatarios estatales que integran la Alianza va en aumento con acciones que exhiben lo incompetente, ‘gadalla’ y revanchista de un gobierno federal, fallido.

En la última reunión celebrada en Morelia los integrantes de la Alianza acordaron intercambiar medicamentos para sortear los problemas causados por un eventual rebrote de COVID, pero sobre todo; por la falta de recursos que sufren los Estados en la recta final del año.

Ahí, denunciaron el grave problema que sufren desde hace meses por la negligencia del gobierno federal que ha provocado la muerte de muchas personas por el desabasto de medicinas, luego que su suministro ha sido tardío e insuficiente.
Sin quitar el dedo del renglón, por el reparto inequitativa de los recursos para los Estados de Chihuahua, Tamaulipas, Coahuila, Jalisco y Michoacán, Nuevo León, Aguascalientes, Colima, Durango y Guanajuato; los mandatarios emplazaron al presidente a fijar una fecha para reunirse y exponer sus demandas.

Aunado a ello, mantienen en pie su amago de abandonar el pacto federal, porque consideran que la federación no está devolviendo a los Estados los recursos que por ley les corresponde.

La Alianza es sin duda una oposición política y estratégica real contra un gobierno sin contrapesos en las Cámaras, ni el el poder judicial; dónde predomina la mayoría servil. Por ello los gobernadores en rebelión son un verdadero dolor de cabeza para Obrador y su proyecto de la cuatro T; tanto, que son estos estados y en otros cercanos, dónde el presidente ha perdido mucho terreno en la aceptación popular.

Pese a lo delicado que es para un Presidente tener una oposición real en gobernadores. López Obrador parece que no parece darse cuenta dónde está parado, ó tiene una interpretación muy rupestre de los escenarios políticos.
Lo que sería peor, es que tiene una visión distorsionada del poder y su exhibida soberbia no le ha permitido ver, que está agotando su capacidad de maniobra para gobernar.

Su actitud beligerante contra todos sus detractores lo han empequeñecido al extremo que ha renunciado a gobernar diez de los 32 estados que tiene el país y lo peor- si continúa su cerrazón- está por venir, ya que hay otros gobernadores que se están empezando a acercar con la alianza, al darse cuenta que López Obrador está conduciendo al país a la quiebra.

AGENCIA DE NOTICIAS Y DIVULGACIÓN DE INFORMACIÓN MULTIMEDIA RIO19
scroll to top