Fecha: 23 / 07 / 2024
Hora: 12:08 PM

Las Vegas registra un récord por quinto día consecutivo con más de 115 grados

Por: (Agencias) el 10/07/24
calor-eu-2.jpg

Las Vegas.- Acostumbrados a ignorar el calor, los residentes de Las Vegas ahora están atentos al termómetro mientras la ciudad desértica se encamina el miércoles a establecer un récord para la mayor cantidad de días consecutivos con temperaturas superiores a los 115 grados Fahrenheit (46,1 Celsius) en medio de una ola de calor persistente que continuará abrasando gran parte de Estados Unidos durante el fin de semana.

El martes, Las Vegas volvió a coquetear con el récord de temperatura histórico de 120 F (48,8 C) alcanzado el domingo, pero se conformó con una nueva marca diaria de 119 F (48,3 C) que rompió la anterior de 116 F (46,6 C) establecida para la fecha en 2021. Los meteorólogos dicen que la ciudad probablemente alcanzará un quinto día consecutivo récord por encima de 115 F (46,1 C) el miércoles.

Incluso para los estándares del desierto, el calor prolongado que está sufriendo la ciudad más grande de Nevada no tiene precedentes.

“Esta es la ola de calor más extrema en la historia de los registros en Las Vegas desde 1937”, dijo el meteorólogo John Adair, un veterano de tres décadas en la oficina del Servicio Meteorológico Nacional en el sur de Nevada.

La temperatura máxima del martes igualó la marca de cuatro días consecutivos por encima de los 115 F (46,1 C) establecida en julio de 2005. Y Adair dijo que el récord podría extenderse hasta el viernes.

Alyse Sobosan dijo que este mes de julio ha sido el más caluroso en los 15 años que lleva viviendo en Las Vegas. Sobosan, consejera en una escuela autónoma que está de vacaciones de verano, dijo que no sale al exterior durante el día si puede evitarlo y espera hasta las 9 p. m. o más tarde para pasear a sus perros.

“Hace un calor agobiante”, dijo. “Es como si no pudieras vivir tu vida”.

Además, hace un calor peligroso, han enfatizado los funcionarios sanitarios.

“Incluso las personas de edad promedio que aparentemente están sanas pueden sufrir enfermedades por calor cuando hace tanto calor que al cuerpo le resulta difícil enfriarse”, dijo Alexis Brignola, epidemiólogo del Distrito de Salud del Sur de Nevada.

La abrasadora ola de calor que azota gran parte de Estados Unidos también provocó temperaturas récord en Oregón, donde se sospecha que causó seis muertes, dijo el martes la oficina del médico forense del estado. Más de 161 millones de personas en todo Estados Unidos estaban bajo alertas de calor el martes, especialmente en los estados del oeste.

Docenas de localidades en todo el oeste igualaron o rompieron récords de calor anteriores durante el fin de semana y se espera que sigan haciéndolo durante toda la semana.

El calor fue el culpable de la muerte de un motociclista durante el fin de semana en el Parque Nacional del Valle de la Muerte. El martes, en el Valle de la Muerte, los turistas hacían cola para sacarse fotos frente a un termómetro gigante que marcaba 120 F (48,9 C).

Simon Pell y Lisa Gregory, de Londres, dejaron su autocaravana con aire acondicionado para experimentar una ráfaga de calor al mediodía que sería impensable en casa.

“No necesito un termómetro que me diga que hace calor”, dijo Pell. “Lo escuchas en historias y documentales sobre la vida salvaje. Pero yo quería experimentar cómo se siente… Es una experiencia increíble”.

El Valle de la Muerte está considerado como uno de los entornos más extremos del mundo. La temperatura más alta jamás registrada oficialmente en la Tierra fue de 56,67 °C (134 °F) en julio de 1913 en el Valle de la Muerte, aunque algunos expertos cuestionan esa medición y afirman que el récord real fue de 54,4 °C (130 °F), registrado allí en julio de 2021.

El martes también se alcanzaron temperaturas récord para esa fecha en algunas partes de Oregón y Washington: en Portland se alcanzaron los 39,4 °C (103 °F) y en Salem y Eugene los 40,5 °C (105 °F). En Idaho también se registraron temperaturas de tres dígitos.

Phoenix, que tuvo en promedio la temperatura más alta de la historia durante los primeros ocho días de julio según registros que datan de 1885, igualó el récord diario del martes de 116 F (46,6) establecido en 1958.

La temperatura máxima del martes en Reno, Nevada, fue de 41,1 °C (106 °F), lo que rompió el récord diario de 40 °C (104 °F) que se había alcanzado por última vez en 2017 y extendió a cuatro días la racha más larga de 40,5 °C (105 °F) o más. Antes de esta semana, a una altitud de 1372 metros (4500 pies), la ciudad nunca había tenido tanto calor durante más de dos días consecutivos según registros que datan de 1888.

La ola de calor en Estados Unidos se produjo en un momento en que la temperatura global en junio alcanzó un récord por decimotercer mes consecutivo y marcó el duodécimo mes consecutivo en que el mundo fue 1,5 grados Celsius (2,7 grados Fahrenheit) más cálido que en la época preindustrial, dijo el servicio climático europeo Copernicus. La mayor parte de este calor, atrapado por el cambio climático causado por el hombre, proviene del calentamiento a largo plazo de los gases de efecto invernadero emitidos por la quema de carbón, petróleo y gas natural, dicen los científicos.

En Las Vegas, los hoteles y casinos mantienen frescos a sus visitantes con enormes unidades de aire acondicionado. Pero para los residentes sin hogar y otras personas sin acceso a entornos seguros, las autoridades han instalado centros de refrigeración de emergencia en centros comunitarios en todo el sur de Nevada.

La semana pasada, los bomberos de Henderson, Nevada, se convirtieron en los primeros de la región en desplegar lo que la portavoz de la ciudad, Madeleine Skains, llamó “cápsulas polares” utilizadas para enfriar a una persona que presente síntomas de insolación o una emergencia médica relacionada.

Skains dijo que cuatro vehículos, incluidos los de los jefes de batallón de la ciudad de más de 330.000 habitantes, tienen los dispositivos, que son similares a las unidades que se pusieron en uso por primera vez hace un mes en Phoenix . Se pueden llenar con agua y hielo para sumergir a un paciente médico en agua fría de camino a un hospital.

El calor extremo y una sequía prolongada en el oeste también han secado la vegetación que alimenta los incendios forestales.

Un nuevo incendio en Oregon, denominado Larch Creek Fire, se extendió rápidamente a más de 12 kilómetros cuadrados el martes por la noche, cuando las llamas arrasaron los pastizales del condado de Wasco. Se ordenaron evacuaciones en las casas remotas a unas 15 millas (24 kilómetros) al sur de The Dalles.

En California, los bomberos luchaban el martes contra al menos 18 incendios forestales, incluido un incendio de 109 kilómetros cuadrados que provocó órdenes de evacuación para unas 200 residencias en las montañas del condado de Santa Bárbara. El incendio de Lake estaba contenido solo en un 16% y los meteorólogos advirtieron sobre una “combinación volátil” de calor intenso, baja humedad y vientos del noroeste que se desarrollarían al final del día.

Al noreste de Los Ángeles, el incendio Vista de 5 kilómetros cuadrados devoró árboles en el Bosque Nacional de San Bernardino y levantó una enorme columna de humo visible en toda la región.

El Servicio Meteorológico Nacional dijo que estaba extendiendo las advertencias de calor excesivo en la mayor parte del suroeste de Estados Unidos hasta el sábado por la mañana.

“Esto no ha terminado todavía”, dijo el servicio en Reno.

AGENCIA DE NOTICIAS Y DIVULGACIÓN DE INFORMACIÓN MULTIMEDIA RÍO19
scroll to top