Fecha: 08 / 07 / 2020
Hora: 10:45 PM

La Talacha / La polarización, paraliza

Por: Francisco Cuéllar Cardona el 19/06/20
LA-TALACHA-paraliza.jpg

Cuando el Presidente López Obrador declaró hace unos días que quien no estaba a favor de la 4T, en automático, estaba en contra de ella, pronosticaba con sus dichos, cómo será el escenario electoral del 2021.

Apenas lo declaró, surgió el polémico BOA (Bloque Opositor Amplio), que falso o inventado, vino a reafirmar en lo que se ha convertido el país en estos últimos años: En un escenario encarnizado alentado desde el poder, entre Liberales contra Conservadores, ricos contra pobres, globalizadores contra nacionalistas, izquierdas contra derechas, mafia del poder contra la 4T, buenos contra malos, el norte contra el sur y morenistas contra prianistas.

Es un escenario electoral de auténtica lucha de clases.

Nunca como ahora la polarización en México se había profundizado tanto que los pronósticos del próximo año son de escalofrío. ¿Y si gana la 4T qué le depara al país?, dicen unos; ¿Y si ganan los conservadores?, cuestionan otros. La incertidumbre es tanta, que los más catastrofistas aseguran que en el 2021, México será sacudido por una crisis política sin precedentes, donde el desorden y el caos sólo será controlado por los militares que hoy son apapachados como nunca por el poder presidencial.

“La polarización, paraliza”, dice Porfirio Muñoz Ledo, el más crítico del actual gobierno que coincide que el país nunca había estado tanto en riesgo con los morenistas en el poder, que como lo estuvo con el priismo de los peores tiempos.

Pero hay análisis serios que añaden un dato escalofriante: si Joe Biden gana las elecciones en los Estados Unidos, como todo hace creer que así será, las circunstancias políticas para el Presidente López Obrador, se van complicar tanto, que posiblemente, desde la Casa Blanca se aliente ahora sí, un “verdadero compló” para el gobierno mexicano no termine su mandato.

En el gobierno de la 4T lo saben, por eso el mismo Presidente ha puesto en varias ocasiones el tema del “golpismo” en la agenda de Las Mañaneras. El temor existe, de ahí que ha buscado fortalecer por todos los medios su alianza con las fuerzas castrenses, tanto que ha puesto en sus manos todos los dineros para combatir la pandemia del coronavirus. Es en el Ejercito, en el que el Presidente verdaderamente confía; sabe y conoce que cuando un gobierno cae en una crisis política, su mejor aliado es el poder militar.

A un año de las elecciones, el país está partido en dos, y eso le conviene al Presidente porque esa será su bandera electoral. Su discurso y su agenda son los temas del día y de quien todo mundo habla. Así le ha funcionado desde que era la figura opositora más representativa del país, y lo conserva ya siendo Presidente. La retórica del “nosotros los buenos y ustedes los malos”, lo mantiene en las preferencias de la gente y no lo va a cambiar. Sus giras y su campaña por todo el país va a continuar hasta que lo detengan o haya veda electoral. AMLO sabe que en el 2021 no va estar en la boleta, pero sí va a conseguir montar en su discurso a los candidatos, y eso se verá en los sondeos y encuestas que se levanten durante la elección. Ese es su juego y sabe jugarlo a la perfección.

Por lo que hace al Bloque Opositor Amplio o BOA, que sí existe, aunque no propiamente como lo dijo el Presidente en su Mañanera, también alista un discurso de confrontación y eso atizará la polarización que visualizan y de la que hablan los analistas.

El escenario electoral salvaje que muchos estiman sucederá en México, tiene preocupados a observadores extranjeros, y lo más lamentable es que ni gobierno federal y actores políticos se han dado cuenta, porque primero están sus ambiciones, que mantener la armonía y enviar mensajes de certidumbre y paz a una sociedad mexicana que esta harta de pleitos y problemas.

AGENCIA DE NOTICIAS Y DIVULGACIÓN DE INFORMACIÓN MULTIMEDIA RIO19
scroll to top